Escenarios 2018

Es inicio de año y le preguntamos a nuestro equipo de consultoría cuál es su visión para el 2018. Aquí algunas perspectivas que pueden ser interesantes:

  • Uno de los acontecimientos que tendrá más relevancia en México serán las elecciones presidenciales del 1° de julio próximo. El candidato a derrotar es sin duda Andrés Manuel López Obrador (Juntos Haremos Historia), quien se encuentra adelante en las encuestas con aproximadamente 30% de las preferencias, mientras que Ricardo Anaya (Por México Al Frente) tiene alrededor de 22% y José Antonio Meade (Todos con México), concentra 18%.
    Anticipamos una victoria cerrada de Ricardo Anaya, debido principalmente a los siguientes factores: La incapacidad de López Obrador de convencer a votantes más allá de su grupo tradicional de apoyo, errores tácticos y estratégicos de López Obrador originados por su estilo propio, un José Antonio Meade que nunca despega debido al enorme costo político de los escándalos de corrupción del PRI y a la baja popularidad del presidente Peña, capacidad de Anaya de hacer propia la bandera de un cambio necesario y disruptivo, así como su habilidad de posicionarse como un “outsider” joven, inteligente y carismático en contraste a López Obrador (gana votos de los jóvenes y de zonas urbanas), y finalmente apoyos formales e informales de parte de los grupos tradicionales de poder en torno a la candidatura de Anaya, una vez que sea evidente que la candidatura de Meade no tiene posibilidades.
  • Para los Estados Unidos, el 2018 podría ser un año decisivo en cuanto a una posible destitución del presidente Donald Trump tras un primer año de gestión por demás complejo; durante el mes de noviembre, se llevarán a cabo elecciones intermedias en las que es altamente probable que los demócratas pudieran recuperar el control de la Cámara de Representantes, lo cual haría más viable promover un proceso de impeachment. La actual investigación de Robert Mueller sobre la colusión con Rusia y posible lavado de dinero en la campaña presidencial de 2016 es también una amenaza muy importante sobre la Administración Trump. Seguiremos viendo un declive importante en la popularidad y aceptación del Presidente, lo cual incidirá en un menor margen de maniobra para su gobierno tanto dentro como fuera de los Estados Unidos, y en una mayor volatilidad de sus ocurrentes tweets.
  • En temas comerciales, es probable que veamos un año de claroscuros en 2018. Por un lado, sería posible observar un conflicto comercial de mayor escala entre los Estados Unidos y China, exacerbado por la retórica de Donald Trump y el impulso de Xi Jing-pin por incrementar su liderazgo global. Los temas controversiales abundan, desde subsidios a la producción de aluminio y acero hasta acusaciones por temas de propiedad intelectual. También seguiremos viendo un incremento en ciber-ataques provenientes de Asia hacia infraestructura e instituciones de Occidente y viceversa. La tendencia antiglobalización y anti-libre comercio seguirá ganando adeptos en diversas partes del mundo.
  • Será muy importante observar lo que pasará con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. El escenario que consideramos más probable es una salida unilateral de los Estados Unidos en el primero o segundo trimestre de este año, ante la sorpresa y desaprobación del sector privado de los tres países. Se tratará de una decisión desesperada de la Administración Trump para tratar de ganar popularidad internamente en preparación para las elecciones de noviembre. Sin embargo, la decisión presidencial es rechazada por el Congreso, quien asume la postura de que la salida del Tratado requiere de aprobación legislativa. La controversia podría elevarse hasta la Suprema Corte, añadiendo tiempo al proceso, haciendo ver muy mal al Presidente Trump y eliminando cualquier posibilidad de lograr un acuerdo con la actual administración en México. Obviamente, este escenario de incertidumbre se reflejará en el tipo de cambio y en otros indicadores macroeconómicos. Pero en el mediano plazo prevalece un acuerdo actualizado que beneficia a los tres países.
  • En el caso de Japón, se espera que el Banco Central responda al endurecimiento de las políticas de la FED, aumentando su tasa de referencia con el objetivo de disminuir la inflación. En cuanto a los mercados europeos, continuaremos viendo una consolidación de la recuperación. Theresa May continuará como Primer Ministro de Reino Unido por lo menos hasta que se finalice la salida de la Unión Europea, a concretarse en 2019. Sin embargo, hay voces que sugieren un nuevo referéndum para tratar de dar marcha atrás a la decisión de salir. Esta opción podría tomar fuerza este año.
  • 2018 podría ser el año en que finalmente veamos explotar la burbuja de las cripto-monedas. Desde nuestro punto de vista, es muy claro que este fenómeno es una burbuja especulativa y, como diría Warren Buffet, “no va a terminar bien”. Lo interesante será observar si el ajuste en la valuación de las criptomonedas tendrá un impacto lo suficientemente negativo en la economía real como para crear una crisis. También es altamente probable que este año veamos un ajuste en el precio de los mercados de capitales. El “Trump Rally” lleva ya 15 meses de alza. No hay activo o mercado que pueda subir para siempre y, aunque no hay indicadores de que los precios de las acciones actualmente estén excesivamente valuados, cualquier factor de incertidumbre podría generar un ajuste importante.

Sabemos del gran riesgo de tratar de anticipar fenómenos o situaciones que dependen de muchos factores o variables. Los escenarios que presentamos aquí seguramente cambiarán mucho en los próximos meses, ya que el mundo es extremadamente dinámico. Sin embargo, creemos que estos escenarios son un ejercicio útil para realizar nuestra planeación estratégica de cara a los próximos meses.

¡Que el 2018 sea muy buen año!

Armando Nuricumbo, CPA
Socio Director
Nuricumbo + Partners
04455.5453.6309
armando@nuricumbo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *